Escasez de Agua: Un drama cada vez más notorio

Tiempo de lectura
1minuto
Leído

Escasez de Agua: Un drama cada vez más notorio

Enero 16, 2016 - 19:38
Posted in:
0 comments

Un problema global, en el que debemos involucrarnos todos

Nuestro Valle siempre se ha caracterizado por ser un lugar semiárido, con precipitaciones concentradas especialmente entre los meses de enero y febrero, sin embargo, año tras año se está notando menor intensidad en las lluvias. Esto complica la situación de los pequeños agricultores los cuales se ven obligados a comprar cada vez más horas de agua, haciendo en algunos casos poco rentable la actividad. Los grandes productores, por el contrario, tienen pozos propios e incluso en muchos casos, sistemas de riego por goteo u aspersión, lo que hace a un mejor uso del agua, por lo que no se ven tan afectados por la situación.
 

Igual Inconveniente atraviesa la población en lo que respecta al “agua para consumo”, el elemento vital para la vida, la razón de la existencia de los seres humanos.

Este gran problema, que en muchos barrios y localidades es realmente una pesadilla, va en aumento a la par del incremento poblacional, que en el último censo estableció un porcentaje con respecto al anterior, del 10%.

El problema de la escasez de agua afecta alrededor de 2,8 mil millones de personas en todos los continentes del mundo durante al menos un mes cada año. En el Departamento Santa María, una de las localidades más afectadas es Fuerte Quemado. Alli los pobladores tienen tan baja presión de agua que en algunos casos tardan minutos para llenar un vaso del liquido vital y básico, durante el día. Recién en horas de la noche aumenta la presión hasta las primeras horas del amanecer. En ese lapso de tiempo los integrantes de las familias se turnan para llenar los tanques y recipientes de almacenamiento, lavar los utensilios y demás necesidades. Cada año la situación es peor. Todo esto se agrava cuando en algunas ocasiones directamente no sale agua en todo el día.

Entre todos debemos integrar las soluciones, y sobre todo aprender que el recurso AGUA es un recurso escaso y debe ser cuidado como tal. Las costumbres suelen contraponerse con el buen uso de este elemento. Suelen verse todos los días personas por las mañanas limpiando sus veredas o lavando sus autos, incluso llenando sus piletas semanalmente. Todo esto afecta la “justa” distribución. Para ello el gobierno debe articular medidas para limitar su uso y realizar inversiones para proveer de mayor suministro a aquellos que se ven sumamente afectados.
Ambas cuestiones, CONCIENTIZACION E INVERSION, serán los nuevos desafíos de los próximos años para empezar a resolver este gran problema que afecta a todos los santamarianos.

Pablo Agustín  Gómez