La unidad verdad es la realidad

Tiempo de lectura
2minutos
Leído

La unidad verdad es la realidad

Julio 16, 2017 - 21:14
Posted in:
0 comments

La única verdad, es la realidad (Juan Domingo Perón)

Esta frase pronunciada por el líder más importante del movimiento nacional y popular Juan Domingo Perón es una de las más conocidas y repetidas. El problema de conocer y repetir es hacerlo sin contextualizar, sin analizar y por puro voluntarismo. ¿Qué realidad? ¿La que tiene bases fácticas o hechos o la que no tiene tales cosas? En este aspecto es siempre fundamental retomar los análisis y planteamientos anteriores[1] para repensar, problematizar y reconfigurar el pensamiento y la acción en pos de afinar la hermenéutica. En este sentido las elecciones legislativas (PASO) ya son una realidad por encontrarnos insertos en plena campaña electoral.

A partir de tal cuestión el oficialismo dentro del Frente Justicialista para la Victoria presento la lista oficial [2] el pasado viernes 14. La convocatoria fue la esperada más no una demostración de poder numérico o cuantitativo y muchos menos cualitativo (una de las grandes enseñanzas del General Perón en este sentido es la importancia fundamental de la organización de las bases materiales y sociales de apoyo). Entonces por un lado tenemos un poder del aparato gubernamental municipal que cuenta con una cantidad de votos importantes que favorece a la lista del Departamento Ejecutivo[3]. Pero por otro lado existe el problema de la diáspora interna, que resulta al comparar o realizar un paralelismo con las elecciones ejecutivas del año 2015 debido a que el direccionamiento del voto está fragmentado y disputado entre en ex y actual Intendente.

La decisión de polarizar[4] la elección evidenciada por el precandidato a Senador Provincial de la lista oficial representa una decisión del “esquema” para demostrar que los votos ya fueron transferidos automáticamente desde la anterior gestión a la actual y que no existen diáspora y disputa o que las mismas no tienen la importancia. Este “esquema” se caracteriza por: solo ser pensada por dirigentes de dudosa representación, por una “mesa chica” sectaria y con poca aceptación en el espectro político, con pre candidatos solo de un sector político, con un Presidente del PJ parcial ante la lista oficial, con un precandidato a Senador bastante discutido, por expresiones dudosas respecto a una línea o contacto político y de gestión con la Provincia y la Nación y por una práctica política que no es en nada innovadora y que por ende continua a la anterior gestión.

Todo lo anterior contrasta con las bases del peronismo local y dirigentes que fueron apartados de tal “esquema” y que arrojan como resultado una división evidente, una disconformidad por no formar parte de las decisiones. Esto genera en síntesis solo sinsabores, apatía y una la falta del factor emocional de la política peronista –la mística-.

Por su parte el ex Intendente debe tomar un posicionamiento estratégico en consonancia con líneas de acción firmes para disputar en forma clara el espacio político caracterizado más arriba. Su impronta política local–la psicología de masas del peronismo- para movilizar tuvo buenos resultados. Pero todavía no definió una estrategia clara y viable para disputar este aspecto central.

Por otro lado el Ministro de Producción tiene su fortaleza en el plano de la gestión y lo mediático, pero una debilidad en lo que hace a la política territorial. Si su lista logra trasladar el peso de sus nombres en fortaleza territorial, sumado a la polarización planteada y la diáspora dentro del Gobierno Municipal puede dar un interesante panorama para esta lista dentro del Frente Justicialista para la Victoria.

Finalizando estas líneas debemos decir y actuar en consecuencia para democratizar y profundizar una política y militancia de base, no tan cercada en dirigentes de dudosa representación y con decisiones sectarias que no representan a la base. Las cuatro listas tienen diversidad pero deben ser sostenidas sobre bases reales de apoyo, pensando que el principal elemento no tiene que ver con decisiones tomadas entre cuatro paredes –sectarias-, sino en proyectos que incluyan a toda una comunidad. Una política de ciudadanos y militantes y no meramente una política de dirigentes.

 

[1] http://pucaradigital.com.ar/politica/el-peronismo-santamariano-en-una-en...

[2] Lista 501 A – Primero Santa María.

[3] Sumado al electorado del denominado peronismo ortodoxo que generalmente acompaña a las listas oficiales.

[4] Lista 501 A2 “Lealtad Santamariana” del actual Ministro de Producción de la Provincia representa tal cuestión

El Leviatan